Animal vulnerable

S/110.00

Autor: Juan Masiá Clavel

Editorial: Trotta

ISBN:978-8498796162

Año de Edición:2015

Categoría:

Descripción

Partiendo de la vulnerabilidad radical de la existencia, con actitud interrogativa y dialogante, este libro invita y abre camino a una filosofía de lo humano. Desde la circunstancia al sujeto y desde el cuerpo al espíritu, se entrecruzan en él los caminos de la biología y la cultura con las preguntas por el sentido de la vida. El animal vulnerable, descubridor de realidades y explorador de responsabilidades, asume las tareas del filosofar antropológico: pensar y revisar los métodos, discernir las antropologías, criticar y crear la cultura, redescubrir el cuerpo, interpretar el lenguaje, realizar la libertad, reconocer la persona, afrontar el amor y la muerte, construir la convivencia, asumir la ambigüedad, agradecer el sentido y narrar la esperanza. En esta antropología arraiga, y desde ella crece, una ética del cuidado de la vida y una moral del discernimiento, la convivencia y la liberación. Al elegir la vulnerabilidad como tema de la reflexión sobre lo humano, la filosofía quiere ser terapéutica, inquisitiva y exploradora. Heredera de una tradición de racionalidad, la critica a la vez que la valora, pero sin cesar de confrontar la condición humana, ambivalente por su potencial de creatividad y autodestrucción. Capaz de preguntar siempre más allá de lo que puede responder, el animal vulnerable es un animal hermenéutico: nunca cree haber alcanzado la cima, pero no desiste de trepar.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Animal vulnerable”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descripción

Partiendo de la vulnerabilidad radical de la existencia, con actitud interrogativa y dialogante, este libro invita y abre camino a una filosofía de lo humano. Desde la circunstancia al sujeto y desde el cuerpo al espíritu, se entrecruzan en él los caminos de la biología y la cultura con las preguntas por el sentido de la vida. El animal vulnerable, descubridor de realidades y explorador de responsabilidades, asume las tareas del filosofar antropológico: pensar y revisar los métodos, discernir las antropologías, criticar y crear la cultura, redescubrir el cuerpo, interpretar el lenguaje, realizar la libertad, reconocer la persona, afrontar el amor y la muerte, construir la convivencia, asumir la ambigüedad, agradecer el sentido y narrar la esperanza. En esta antropología arraiga, y desde ella crece, una ética del cuidado de la vida y una moral del discernimiento, la convivencia y la liberación. Al elegir la vulnerabilidad como tema de la reflexión sobre lo humano, la filosofía quiere ser terapéutica, inquisitiva y exploradora. Heredera de una tradición de racionalidad, la critica a la vez que la valora, pero sin cesar de confrontar la condición humana, ambivalente por su potencial de creatividad y autodestrucción. Capaz de preguntar siempre más allá de lo que puede responder, el animal vulnerable es un animal hermenéutico: nunca cree haber alcanzado la cima, pero no desiste de trepar.