Eclipse

S/50.00

Autor: Banville John

Editorial: Anagrama

ISBN: 9788433969682

Año de Edición: 2002

Agotado

Categoría:

Descripción

Alexander Cleave ha vivido siempre con la sensación de ser mirado y tal vez por eso decidió ser actor. Ha tenido éxito, y las miradas se han convertido en admiración; él mismo se describe, y no se equivoca, como el Hamlet perfecto: pelo rubio y lacio, helados ojos azules y una bien dibujada mandíbula, delicada, pero también refinadamente brutal y, a los cincuenta años, aún es razonablemente guapo. Hasta que un día se queda mudo en el escenario, huye y se retira a la casa de su infancia; su mujer lo acompañará los primeros días, pero luego se quedará solo. No es una separación, pero hay muchas cosas que no funcionan en su vida y Alexander cree que esta vuelta a los inicios acaso le permita comprender. La casa ha estado largo tiempo deshabitada y Alexander comienza a percibir presencias extrañas, fantasmas tenues, pero también las huellas de seres mucho más terrenales. Porque Quirque, el cuidador de la casa, y Lily, su hija adolescente, viven allí clandestinamente. Y también una joven mujer con un niño, entrevista apenas, y que quizá no sea un fantasma del pasado, sino del porvenir.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Eclipse”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descripción

Alexander Cleave ha vivido siempre con la sensación de ser mirado y tal vez por eso decidió ser actor. Ha tenido éxito, y las miradas se han convertido en admiración; él mismo se describe, y no se equivoca, como el Hamlet perfecto: pelo rubio y lacio, helados ojos azules y una bien dibujada mandíbula, delicada, pero también refinadamente brutal y, a los cincuenta años, aún es razonablemente guapo. Hasta que un día se queda mudo en el escenario, huye y se retira a la casa de su infancia; su mujer lo acompañará los primeros días, pero luego se quedará solo. No es una separación, pero hay muchas cosas que no funcionan en su vida y Alexander cree que esta vuelta a los inicios acaso le permita comprender. La casa ha estado largo tiempo deshabitada y Alexander comienza a percibir presencias extrañas, fantasmas tenues, pero también las huellas de seres mucho más terrenales. Porque Quirque, el cuidador de la casa, y Lily, su hija adolescente, viven allí clandestinamente. Y también una joven mujer con un niño, entrevista apenas, y que quizá no sea un fantasma del pasado, sino del porvenir.