El profeta. El jardin...

S/50.00

Autor:Kalil Gibran

Editorial:Losada

ISBN:9789500373319

Año de Edición: 2017

Categoría:

Descripción

Kalil Gibrán nació el 6 de enero de 1883 en la ciudad de Beshare, Líbano. Era hijo de Khalil, humilde dependiente de una botica, y de Kamila Rahme, hija de un sacerdote maronita. Como estudiante, Kalil se interesó desde niño por el mundo de las artes, las lenguas y la religión. De naturaleza solitaria, no era raro que se quedase maravillado contemplando las bellezas naturales que lo rodeaban. En 1984, la familia de Gibrán, excepto su padre, detenido por evasión de impuestos, se traslada a Boston, Estados Unidos, donde Kalil Gibrán comienza a leer con avidez. Se ve influido por autores como Nietzsche y Whitman. Cuatro años más tarde retorna a su país natal. Se instruye en lengua árabe y se destaca por su habilidad para el dibujo. Publica sus primeros textos en la revista libanesa Al-Manarah, una publicación de la que es cofundador. Por esos años inicia un viaje por Europa que enriquece su bagaje cultural. Tras la muerte de su madre, su hermana y su hermanastro a causa de la tuberculosis marcha a los Estados Unidos a reunirse con su hermana Mariana. En 1917, se establece en Nueva York, ciudad en la que fallece en 1931.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “El profeta. El jardin...”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descripción

Kalil Gibrán nació el 6 de enero de 1883 en la ciudad de Beshare, Líbano. Era hijo de Khalil, humilde dependiente de una botica, y de Kamila Rahme, hija de un sacerdote maronita. Como estudiante, Kalil se interesó desde niño por el mundo de las artes, las lenguas y la religión. De naturaleza solitaria, no era raro que se quedase maravillado contemplando las bellezas naturales que lo rodeaban. En 1984, la familia de Gibrán, excepto su padre, detenido por evasión de impuestos, se traslada a Boston, Estados Unidos, donde Kalil Gibrán comienza a leer con avidez. Se ve influido por autores como Nietzsche y Whitman. Cuatro años más tarde retorna a su país natal. Se instruye en lengua árabe y se destaca por su habilidad para el dibujo. Publica sus primeros textos en la revista libanesa Al-Manarah, una publicación de la que es cofundador. Por esos años inicia un viaje por Europa que enriquece su bagaje cultural. Tras la muerte de su madre, su hermana y su hermanastro a causa de la tuberculosis marcha a los Estados Unidos a reunirse con su hermana Mariana. En 1917, se establece en Nueva York, ciudad en la que fallece en 1931.