Las ruinas de Moche

S/60.00

Autor:Max Uhle

Editorial:PUCP – Fondo Editorial

ISBN:9786124146619

Año de Edición:2014

Categoría:

Descripción

Entre 1899 y 1900, Max Uhle (1856-1944), considerado el padre de la arqueología científica del Perú, logró, con sus excavaciones en el complejo de las huacas del Sol y de la Luna, establecer casi toda la historia prehispánica del valle de Moche en Trujillo. Fue el primero en establecer la edad correcta de ese complejo y catalogarlo en lo que hoy se conoce como moche o mochica, desterrando la idea de que eran obras de los chimú o de los incas. También documentó de modo muy preciso las espectaculares tumbas del mismo periodo que encontró en el valle.
Las ruinas de Moche fue escrito en 1903; sin embargo, ve la luz recién 110 años después, debido a que Uhle buscaba perfeccionar constantemente su manuscrito. En aquel mismo año, el autor había llegado a la cúspide de su fama con la publicación de Pachacamac. Hoy, en esta traducción de Peter Kaulicke —que incluye numerosas fotografías e ilustraciones, gracias a la colaboración de la doctora Doris Kurella— se puede evaluar su enorme trascendencia, confirmada por trabajos posteriores y recientes. Sin duda, su relevancia equivale a la de Pachacamac y este libro constituye un homenaje tardío a sus asombrosos logros. (560)

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Las ruinas de Moche”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descripción

Entre 1899 y 1900, Max Uhle (1856-1944), considerado el padre de la arqueología científica del Perú, logró, con sus excavaciones en el complejo de las huacas del Sol y de la Luna, establecer casi toda la historia prehispánica del valle de Moche en Trujillo. Fue el primero en establecer la edad correcta de ese complejo y catalogarlo en lo que hoy se conoce como moche o mochica, desterrando la idea de que eran obras de los chimú o de los incas. También documentó de modo muy preciso las espectaculares tumbas del mismo periodo que encontró en el valle.
Las ruinas de Moche fue escrito en 1903; sin embargo, ve la luz recién 110 años después, debido a que Uhle buscaba perfeccionar constantemente su manuscrito. En aquel mismo año, el autor había llegado a la cúspide de su fama con la publicación de Pachacamac. Hoy, en esta traducción de Peter Kaulicke —que incluye numerosas fotografías e ilustraciones, gracias a la colaboración de la doctora Doris Kurella— se puede evaluar su enorme trascendencia, confirmada por trabajos posteriores y recientes. Sin duda, su relevancia equivale a la de Pachacamac y este libro constituye un homenaje tardío a sus asombrosos logros. (560)