Un Mundo Sin Rumbo

S/90.00

Autor: Ramonet Ignacio

Editorial:Debate

ISBN: 9788483065402

Año de Edición: 2003

Descripción

El ritmo precipitado y la profundidad de las transformaciones geopolíticas desde 1989 impresionan, sorprenden, aturden… ¿Anuncian estas transformaciones una era de grandes turbulencias? La caída de los regímenes autoritarios de la Europa del Este, la unificación alemana, la guerra del Golfo, la implosión de la URSS, la globalización de la economía de Estados Unidos y el doble fracaso del comunismo y del ultraliberalismo trastornan los escenarios estratégicos y diseñan un nuevo paisaje planetario. ¿A qué se asemeja éste? ¿Qué estados, qué fuerzas, qué ideas emergen en este contexto? ¿Cuál es el sistema de pensamiento dominante? ¿Qué oportunidades y qué riesgos se plantean al ciudadano? A partir de ahora, Estados Unidos debe tener en cuenta la rivalidad de los otros dos polos de prosperidad: Europa y Japón. Sólo pueden darse respuestas globales a cuestiones cruciales como la demografía, la tecnociencia, el efecto invernadero, el subdesarrollo, la criminalidad internacional, el sistema de seguridad, etc.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Un Mundo Sin Rumbo”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descripción

El ritmo precipitado y la profundidad de las transformaciones geopolíticas desde 1989 impresionan, sorprenden, aturden… ¿Anuncian estas transformaciones una era de grandes turbulencias? La caída de los regímenes autoritarios de la Europa del Este, la unificación alemana, la guerra del Golfo, la implosión de la URSS, la globalización de la economía de Estados Unidos y el doble fracaso del comunismo y del ultraliberalismo trastornan los escenarios estratégicos y diseñan un nuevo paisaje planetario. ¿A qué se asemeja éste? ¿Qué estados, qué fuerzas, qué ideas emergen en este contexto? ¿Cuál es el sistema de pensamiento dominante? ¿Qué oportunidades y qué riesgos se plantean al ciudadano? A partir de ahora, Estados Unidos debe tener en cuenta la rivalidad de los otros dos polos de prosperidad: Europa y Japón. Sólo pueden darse respuestas globales a cuestiones cruciales como la demografía, la tecnociencia, el efecto invernadero, el subdesarrollo, la criminalidad internacional, el sistema de seguridad, etc.