¿Píldoras o Freud?

S/80.00

Autor: Tobeña Adolf

Editorial: Alianza

ISBN: 9788420610061

Año de Edición: 2013

Agotado

Categoría:

Descripción

Atenuar las cornadas de la existencia, aliviar desesperanzas y penas, levantar el ánimo o los rendimientos sexuales han sido objetivos habituales de la conversación terapéutica en la consulta del psiquiatra. La aparición de sustancias químicas con capacidad para mitigar sufrimientos ha desplazado, sin embargo, a un segundo término a las «terapias de diván» que Freud y una legión de psicoterapeutas han aplicado durante un siglo. Hoy en día, es raro encontrar pacientes que prescindan del uso regular de psicofármacos para estabilizar el humor, optimizar el sueño y borrar angustias, obsesiones o fijaciones que trastornan el pensamiento y cercenan el buen vivir. «Aunque la relevancia de las aportaciones del psiquiatra vienés a la terapéutica psicológica se haya prácticamente volatilizado del todo, resulta inviable prescindir de uno de los faros de la cultura de la modernidad».

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “¿Píldoras o Freud?”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descripción

Atenuar las cornadas de la existencia, aliviar desesperanzas y penas, levantar el ánimo o los rendimientos sexuales han sido objetivos habituales de la conversación terapéutica en la consulta del psiquiatra. La aparición de sustancias químicas con capacidad para mitigar sufrimientos ha desplazado, sin embargo, a un segundo término a las «terapias de diván» que Freud y una legión de psicoterapeutas han aplicado durante un siglo. Hoy en día, es raro encontrar pacientes que prescindan del uso regular de psicofármacos para estabilizar el humor, optimizar el sueño y borrar angustias, obsesiones o fijaciones que trastornan el pensamiento y cercenan el buen vivir. «Aunque la relevancia de las aportaciones del psiquiatra vienés a la terapéutica psicológica se haya prácticamente volatilizado del todo, resulta inviable prescindir de uno de los faros de la cultura de la modernidad».